EFECTOS DEL COVID-19 EN LOS INGRESOS DE LOS PRODUCTORES ALPAQUEROS

Mvz. Oscar Aragon Merma.

La crisis sanitaria ha perjudicado todos los negocios vinculados a la cadena de fibra de alpaca, desde los productores, transformadores artesanales y comercializadores e industriales textiles. El problema esencial es que no hay un mercado nacional o internacional donde comercializar la fibra en broza o producto acabado. Además, el Covid 19 ha desnudado las grandes inequidades y desigualdades en el país y el sector productivo de fibra que aporta ene exportaciones alrededor $ 216,841,920 millones de dólares según (ADEX 2019) y son 132 mil productores alpaqueros, artesanos, transformadores vinculados a la cadena de valor de fibra de alpaca (D.F 2020). El impacto de Covid 19 en la economía familiar es muy fuerte, solo mencionar que el Costo de la fibra de alpaca ha venido cayendo desde finales del 2019 debido al inicio de la pandemia en China y luego en Italia que son los principales compradores de tops e hilos de fibra alpaca.

El 2018 creció 4% y el 2019 cerramos con 2.2%; por tanto, una paralización súbita total, como la que estamos atravesando debido a la crisis sanitaria que vive el mundo, en el corto plazo puede generar desempleo temporal a más de 500 mil personas, que equivalen al mismo número de empleos que ésta industria genera, lo cual representa el 2.85% de la PEA global y el 30.2% de la PEA Industrial, ocupada (D. Fernández 2020)

El sector alpaquero ha sido afectado por el cierre de la industria de fibra, con el corte en él, flujo de materia prima y la caída del precio de la fibra de 18 soles la libra en el 2019 a 6.5 soles /libra el 2020, y con ello los ingresos de los productores han caído en 70% respecto al 2019 y 44.8 % respecto al 2018.  Esta caída que ha perjudicado los ingresos de las familias y de toda la cadena de valor de fibra de alpaca tanto productores, micro y pequeños transformadores de fibra, tejedores y artesanos y la gran industria ya que el mercado externo está cerrado y el interno restringido. Este efecto ha provocado la agudización de la precariedad de familias vulnerables en el sector de camélidos. Los pocos ingresos de la venta de fibra y carne son destinados a la compra de productos de primera necesidad (seguridad alimentaria) pues no hay otra actividad productiva sino es la crianza de alpacas sobre los 4000 msnm. Esta crisis sanitaria a llevado a que las familias alpaqueras sufran y se empobrezcan más.

Desde Innovar y Compartir, proponemos para la reactivación económica la apertura de mercado nacional y debe ser el Estado peruano quien facilite financiamiento a las organizaciones de criadores de alpacas para comprar la fibra aun precio justo de mercado, entonces acopiar y proceder a la transformación en hilos y prendas para luego ser compradas como productos terminados en chompas, chalinas, gorras a base de fibra de alpaca. Finalmente, estos productos pueden ser entregados a la población escolar, personal médico y/o personas de la seguridad (policía) o población vulnerable que es afectado por los constantes friajes. Considero que es un mecanismo que permitirá la reactivación económica parcial de todas las organizaciones de productores, organizaciones de artesanos, empresas transformadoras y confeccionistas del textil a nivel de la cadena de valor de fibra alpaca.

Bibliografía.

• ADEX 2019,  La fibra de alpaca logra crecimiento estelar dentro de exportaciones de prendas peruanas, publicado en la web: https://gestion.pe/economia/fibra-alpaca-logra-crecimiento-estelar-exportacion-confecciones-peruanas-258770-noticia/

• D. Fernández 2020 “CADENA TEXTIL ALPAQUERA Y LOS IMPACTOS DEL COVID – 19” Publicación Empresa Coopecan Perú.